Buscar este blog

viernes, 12 de enero de 2018

LA EXISTENCIA DEL AMOR A TRAVÉS DE LO QUE PROYECTAMOS.


 NO CREO que conocer a una persona nos va a llenar la vida.

CREO en una vida llena para poder compartir con otra persona 

la felicidad que ya tengo.

NO CREO que el amor sea generado por alguien. 

CREO que, si llegamos a crecer lo suficiente, el amor nacerá en 

nosotros y lo podremos mantener y desarrollar y, de pronto, se 

disparará hacia las personas que saben compartir sus 

pensamientos y sus sentimientos.

NO CREO en el amor que se siente hoy y se promete 


para toda la vida. 



CREO en el respeto y en la sinceridad; en el amor maduro que

 deja espacio para crecer en compañía.




NO CREO en el amor a primera vista ni en confiar en alguien en 

muy poco tiempo.



CREO en hablar el mismo idioma, en ganarse la confianza de

 quien está cerca, en conexiones de energía, como los ríos que se

 juntan para  formar un mismo caudal.



NO CREO en el amor eterno. 

Creo en el amor que dos personas sienten y que deciden

compartirlo sin  presiones ni exigencias.



NO CREO en amores nacidos el uno para el otro. CREO en la

 naturaleza del fluir y del coincidir.




NO CREO en el sufrimiento del amor. 



CREO en amar en armonía y en que el amor es más y nunca

 menos.

NO CREO en amores que coartan, en amores que frenan. 



CREO en las relaciones de las personas que se apoyan en los 

malos momentos, que se leen la mirada, que se sonríen con el

 alma.


NO CREO en callarse por no dañar. 


CREO en la comunicación como la mejor vía para construir,

 coincidir y decidir.

NO CREO en el amor que se sacrifica. 


CREO en la absoluta sinceridad del que dice «Te amo» y también 

en la sinceridad del que dice «Me voy».


NO CREO en que la vida nos fue dada. 



CREO en que lo que se nos dio fue la existencia. 



La vida la construimos nosotros con un 10% de lo que nos sucede

 y un 90% de cómo reaccionamos  frente a lo que nos sucede.

CREO que debemos tener la valentía de vivirla sin


miedos, en el presente; ya que el mañana podría no llegar. 

CREO completa y ciegamente en el amor puro, íntegro,

 incondicional, cálido, profundo, bello.


"El amor es vida..." necesariamente anhelada por cada uno de nosotros, gracias a ella nos mantenemos vivos, dispuestos a enfrentar con fuerzas lo que dia a dia nos corresponde vivir...



Creo en el amor, porque es un regalo de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario