Buscar este blog

martes, 9 de mayo de 2017

MAMÁ EN DONDE ESTÁS MI ALMA TE ABRAZA Y MI VIDA TE EXTRAÑA AUNQUE SIEMPRE ESTÁS EN MI CORAZÓN.


Sé, madre mía donde estás, allá, tan alto, en donde nadie puede incomodarte, 
en donde nadie te hace daño, allá tan alto, tan alto donde esta sólo lo bello 
Donde está la luna, el sol y las estrellas, 
allá donde está… el mismo Dios...Pero dime madre mía… ¿qué haces?... 
Porque tú, quieta, nunca pudiste estar, 
¿Acaso bailas algún vals con algún ángel galán?... o tal vez limpias las estrellas 
o ayudas a pintar los colores del arco iris; Y dime, ¿ya sabes como esta creciendo 
tu familia? Pero qué pregunto… si tú Lo sabes siempre todo, me conoces 
Sabes como pienso, lo que siento.
Por eso madre… ven e inclina tu oído quisiera decirte algo, Perdóname… 
Sí, quisiera pedirte perdón, perdón, por no abrazarte lo suficiente... Cuando te
tuve cerca... Por no decirte que te amaba...Cuando te acongojabas...
Por no limpiar tus lágrimas... Cuando por mí llorabas Y…Perdón por mi egoísmo, 
Madre mía ...Porque aún sabiendo que estas con Dios, quisiera que estés conmigo. 
Te ama por siempre; 
Atte. 
Tu hija 
Maribel Renella.

Cuando tienes a alguien que amas en el cielo, tienes un pedacito de cielo en tu casa...
Madre si llorando te devolviera la vida, lloraría todo el día o todo el año por ti, pero como sé que no es así te honraré con mi sonrisa y mi recuerdo...
Cuando estaba triste mi madre me decía: "cierra los ojos y piensa solo en las cosas hermosas". Hoy los cierro... y sólo pienso en ti MAMÁ.

Es en las noches cuando más te pienso, cuando más te extraño, cuando más NO entiendo que mi vida no es la misma desde que ya no estás...
Gracias Mamá por educarme con tus valores.
Por enseñarme a usar los "buenos días", las "buenas tardes", el "hasta luego" y las "gracias".
Por inculcarme el respeto a los mayores y a tratar a la gente con amabilidad.
Por acostumbrarme a pedir permiso, a saludar con una sonrisa y amar a las personas por lo que son y no por lo que tienen.
Por enseñarme a ser feliz con lo que tengo y con lo que puedo obtener.
Gracias por sacar lo mejor que había en mí.

Madre en este día te recuerdo mucho y te echo de menos.
Estoy seguro que estas descansando en un lugar lejano, tranquilo y distante y desde allí puedes verme a mí y a los míos.
Estoy seguro que desde allí aun oras por nuestra felicidad, como lo hacías cuando estabas aquí a nuestro lado
Gracias Madre por todo lo que hiciste por nosotros, te quiero y te guardo en mi memoria para siempre.


 ¡Felicidades y bendiciones  el Día de la Madre!...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers