Buscar este blog

jueves, 31 de marzo de 2016

CRUZA LAS PUERTAS DEL FRACASO AL ÉXITO Y HAS QUE TU SENDERO DE VIDA SEA FELIZ...


Es el momento de darle valor a la vida e ir tras el éxito de tus sueños y metas.
 Si nadie te ha prometido que la vida iba a ser fácil. Y si alguien con autoridad en tu vida te lo aseguró, se equivocó. Este es un camino original, duro, complejo, incierto en el que cada uno tiene que imprimirse su estilo propio, encontrar su destino, hacer frente a los obstáculos, aprender de los fracasos, animarse cuando se está abatido, y ser fiel a su propio ser y metas.
Hay que tener mucha seguridad y serenidad en todo proceso, porque las tormentas aparecen cuando menos se piensa, y un buen capitán de barco o un piloto de avión necesita “sangre fría” en el peor momento de la tempestad. Las crisis son parte de la vida y cada una de ellas es un eslabón para adquirir más madurez si sabemos afrontarlas.
El gran error consiste en desesperarse y creer que no hay soluciones a los conflictos. La vida es así, un camino para emprendedores para personas valientes, que sean capaces de empezar de nuevo cuando hay que hacerlo, y quejarse lo menos posible. No estés justificando los errores ni defendiéndote buscando excusas cuando fallas, ya que esa energía debes usarla toda ella para buscar la manera de no cometer los mismos fallos.
Y si vuelves a tropezar, no caer en la trampa de sentir lástima de ti mismo. Sino de levantarte, con rabia con coraje, sacudirte el polvo y continuar, porque la vida es como una batalla en la que es peligroso andar lamentándote de las heridas en medio de tus tragedias. Es de sabios reconocer tus errores y enmendarlos, no echarle culpa a todo mundo de lo malo y seguir adelante.

El sendero de la vida es camino para “hacerlo andar”, escuchando consejos, atendiendo sugerencias, pero sin dejarse manipular y que nadie tome las riendas de tu existencia. Es camino con empinadas cuestas, donde con la mirada puesta en la cumbre, los pasos se dan “de uno en uno”, respirando hondo y sin cometer la torpeza de querer llegar “cuanto antes” fundiéndose en la mitad del sendero.
Es cuestión de subir paso a paso afianzando con seguridad el pie donde no te resbales y sabiendo que las cosas grandes se consiguen con mucho esfuerzo. La vida es un camino que otros han hecho antes, y vale la pena estudiar.
Como ellos lo hicieron, seguir el ejemplo de héroes y santos, pero sabiendo que el sello personal de una obra, la más grande, la de vivir, lo pone uno y por eso nadie puede recorrer el sendero por ti, ni llevarte de la mano; es tu camino, es tu vida, es tu oportunidad de ser tú mismo y de dejar tu propia huella en la historia. Lo que si es cierto es que debes dejar el mundo mejor que como lo encontraste al venir a él.
En este momento irás sumándote al camino de otros que contigo luchan por mejorar diariamente. Ellos al igual que tú tienen el derecho a que se les respete su ritmo de superación y juntos apoyándose mutuamente ir alcanzando metas. No es fácil por razón de los miles obstáculos que aparecen. Son tantas las ofertas de caminos “medio hechos” o de senderos falsos que al final conducen al despeñadero.

Los profetas de la mentira anuncian paraísos que no son más que espejismos. Todos al final prometen la felicidad donde sólo hay vacío. Se distinguen por ofrecer senderos fáciles que recorrer donde el triunfo está al alcance de la mano, sin esfuerzos, sin sacrificios donde sólo hay o donde se hacen trampas sutiles y buscan activar en ti deseos de placer y felicidad muy sensibles, muy en aras de tierra.
El engaño está “a la vuelta de la esquina” cuando llegan los problemas, desaparecen sin dejar rastro. Nunca creas en el “triunfo fácil" en tomar “atajos” llamadas trampas para conseguir lo que quieres, porque un buen mecánico, un excelente médico, una gran educadora, ingeniero o comerciante, policía  y los de cualquier profesión, incluso matrimonios  o padres de familia, se hicieron con base en la superación, desvelos, dedicación, paciencia, aprendiendo de errores, captando retos y perseverando en momentos de prueba.

Detrás de cada persona exitosa hay mucho sacrificio, renuncias y corregir el rumbo, reconocer que todo lo bueno cuesta, que hay que pagar un precio de “sudor”, sangre y lágrimas” para alcanzar la excelencia. Cada persona de éxito y todos los miles de héroes anónimos se hicieron a base de luchar, fracasar, volver a empezar, no rendirse y suplicar al Dios de la vida. del amor, de bondad y protección. quien todo lo puede
Confiar en Dios,  para triunfar y  vencer todos los obstáculos de la vida, sabiendo que con ÉL, cualquier cosa es posible porque con Dios somos invencibles...
Toda persona puede ser exitosa si se lo propone, solo tiene que tener fe en si mismo y en Dios, ser paciente y constante...

Con Dios podemos alcanzarlo todo y mucho más de lo que imaginamos.
Con Dios podemos hacer realidad todos nuestros sueños, metas, planes, propósitos y aspiraciones.
Con Dios encontraremos la fuerza, la valentía, el coraje para seguir hacia adelante y poder salir de situaciones penosas.
Con Dios podemos alcanzar la paz que necesitamos para sentirnos verdaderamente realizados y felices.
Con Dios no hay imposibles, todo lo podemos alcanzar.
Les deseo mucho éxito y bendiciones de Dios...

No hay comentarios:

Publicar un comentario