Buscar este blog

miércoles, 4 de enero de 2012

PENSAMIENTOS POSITIVOS, PARA ENFRENTAR MOMENTOS DIFÍCILES.



Somos el producto de nuestros pensamientos. Lo que viene de adentro nos construye. Si solamente creamos amarguras, rencores y negaciones, pues nuestra vida será una casa siempre en ruinas. Si por el contrario somos creadores de amor, alegrías y certezas, nuestra casa será una construcción bella y sólida, rodeada de flores y árboles frondosos. (acb)
- Las buenas acciones merecen ser imitadas. Sigue el buen ejemplo de otras personas. Aprende de aquellos que llevan una vida tranquila, que la mayor parte del tiempo estan contentos, que son queridos. Imita sus virtudes, sus actitudes positivas, sus ganas de compartir, de amar y ser amados. 

Nos da la impresión de que ciertas cosas simplemente no estaban destinadas a pasar y que algunos proyectos simplemente no estaban destinados a funcionar.
Siempre enfrentaremos decepciones, pero también recibiremos muchas bendiciones especiales.
Todo lo que se nos pide es que nos elevemos por encima de nuestros infortunios.
Deja que Dios te muestre nuevas maneras de encarar viejos problemas.
Deja que te ofrezca nuevos descubrimientos.
Deja que los días desplieguen ante ti nuevas posibilidades que hasta entonces desconocías, nuevos sueños que nunca soñaste, y que te regale las semillas de nuevas ideas que nunca antes sembraste.
Deja que Dios te haga ver que los errores que cometiste pueden ser reparados


Deja que el amor fluya en tu corazon
Deja que Dios guie tus pasos al amor
Deja que Dios modere tus convicciones y te muestre todo lo que está oculto detrás de cada escena: la profunda paz del cambio de estaciones, la majestad de lo que significa tener y ser un amigo, la alegría que se descubre al comprender que nunca es tarde para volver a empezar.
Deja que Dios brinde abundancia a tu alma y a tu corazón.
Deja que te ayude a alcanzar todo lo que deseas para ser todo lo que eres.
Se trata de una regla muy sencilla:
Cuanto más das, más recibes. Y cuanto más lo hagas, más te gustará hacerlo.
Eres una persona maravillosa que merece tener una bella vida.
Y si alguna vez sobreviene la dificultad, sé que puedes elevarte por encima de ella.
Si un día despiertas y piensas, que la vida no tiene sentido, escudriña mas allá de las estrellas, encontrarás que una de ellas, guarda secretos profundos. No obstante, emprende tu vuelo, devela tu alma. Déjate llevar por la calma e imaginación, crea tu historia personal y que esta te lleve a soñar con un mundo mágico, donde la tristeza, el dolor, la desesperanza, el rencor no hagan parte de tu viaje.

Maneja tu barco. Coge con tus manos el timón de tu vida. Empieza a moldear tu alegría, tus ganas de vivir, no olvides que los ríos aún mueren en el mar. Que la sonrisa de un niño vislumbra la palabra paz. Alégrate de existir. Observa el universo, las montañas los secretos. Aspira el aire fresco de la montaña sin tiempo. Sueña, cada día sueña con el viento a tu favor, y si piensas que el amor, no hace parte de tu viaje…
Mira en los ojos de Dios, aprenderás con tu sol a calentar tu interior. No vivas en el pasado, deja aquél recuerdo malvado, sepultado para siempre. Cultiva tu autoestima, quiérete, acéptate tal como eres. Recuerda que tu madre te concibió para ser feliz. Piensa en los nueve meses, cuando ella acunó tu alma, dándote calor y calma, abrigándote en su vientre del frío y de la muerte. Si miras el ancho mar, aprenderás a soñar, entenderás que la vida es tan solo poesía y no una porquería como crees muchas veces.

El vencedor es el que lucha y persevera. Es el que no se da por vencido, aunque falla se levanta hasta alcanzar la victoria.
No importa cuantas veces lo intente. Sabe que vencerá.
Tu actitud ante la vida es lo más importante porque te guía a tomar las decisiones firmes, para alcanzar tus metas.
Si confías en Dios, solo tendrás una alternativa: vencer.
Vencer en propósitos para tu bien y el de los que te rodean,
no para fines egoístas.
Después de la decisión sigue la perseverancia.
La decisión es el inicio del camino, la perseverancia es la actitud de lucha aunque las cosas se tornen difíciles.
Debes perseverar con la mente positiva porque no estas solo.


Debes someter tu voluntad a la fe y confiar en Dios aunque escuches voces interiores que te dicen lo contrario .
Debes por convicción ,estar dispuesto a luchar para cambiar,
para lograr tus metas , para vencer tus debilidades .
En esta lucha te fortalecerás y podrás alcanzar paz, porque estarás orgulloso de ti mismo.
¡Resiste cuando te quieras dar por vencido y confía en que Dios está contigo!
Tereza López.
Gladis waira.
wuady.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers