Buscar este blog

martes, 27 de septiembre de 2011

LA MAS LINDA HISTORIA - Historias de amor: 15688

LA MAS LINDA HISTORIA - Historias de amor: 15688


El niño de apenas cinco años le dio el beso a esa pequeña y dulce niña de preescolar. La niña no dijo nada_ pues que iba a decir si tenia un añito menos que el_ ella solo lo miraba con una carita de asombró y salia corriendo de aquella fila donde cantaban el himno nacional.

El pequeño niño siempre esperaba aquella mañana donde escuchaba las gloriosas notas de su himno. Y era glorioso no por su canto, sino por la pequeña que le alegraba todas las mañanas con ese beso antes de empezar clases.
El pequeño no entendía que estaba pasando. Su corazón latía fuertemente cuando veía tal chiquilla, se sonrojaba pero no sentía pena y expresaba sus sentimientos por medio de ese beso todas las mañanas.
Un día cuando sale de clase la niña le pregunto como se llamaba. Estaba muy sorprendido porque después de tres semanas fue la primera vez que le dirigió la palabra. Hablaron los dos pequeños en un banquito, esperando a sus madres. Se sentía feliz, contento porque estaba ella con él al fin. _Así pasaron un año.

Al final del curso estaba feliz porque ella era su pareja, se divirtieron mucho_ como dos pequeños_ al terminar el baile le dice que la quiere mucho y ella por primera vez le da un beso y se despide.
El no entendió, ni sabia, que era la última vez que la vería.
Al llega a casa le pregunta a su madre cuando comenzará las clases y la madre le dice que ira a una escuela, y entendió lo que pasaba. Aunque jamás la vea nunca la olvidare, pensó.

Paso su vida de niño como otro niño, paso su adolescencia como otro adolescente, vivía su vida adulta como otro adulto.
Un día como otros, salio de su trabajo a la plaza donde siempre caminaba para pensar, pensaba en lo solo que estaba, en la vida que tuvo y en la niña de preescolar. Y se preguntaba que seria de su vida, y si tenía esposo, hijos. _
Tal vez no me recuerde. Se que ya no me recuerda, ¿Cómo recordar a un niño de la infancia? Es imposible, solo soy yo que vivo a veces de ella y en lo bonita que fue_ pensaba en lo hermoso de la niñez, en las preocupaciones que no pensaba que existían, en lo simple de ser niño y no saber como serlo de nuevo. Pensaba en lo estupendo que seria volverla a ver, sólo para saber cual era su reacción y que le diría.

Camino a su casa se tropieza con una chica. Estaba viendo la nada, pensando cuando pasa.
_ Lo siento señora… es…_ antes de terminar su oración lo dice la mujer.
_ Señorita. ¿Es que no ve por donde camina? Mire lo que hizo_ le había tumbado unos papeles.
_ Estaba distraído, de verdad lo sien…_no pudo terminar su frese. Se quedo mirándola fijamente, sorprendido.
Ella lo ve y se queda quieta, no decía ni una sola palabra, parecía un momento eterno. Las sensaciones eran confusas, relajantes, extrañas, dudosas.
_ Disculpe que le pregunte tal cosa_ le dice_ pero me recuerda mucho a una mujer que conocí, bueno, la verdad era una hermosa niña. Es extraño ¿usted no paso parte de su niñez en un preescolar llamado “LOS TRES NIÑOS”?
Un si mirándolo a los ojos fijamente, sorprendida fue lo que dijo la mujer.
_ ¿Conoció un niño muy intrépido, cabello negro que vivía cerca de ese lugar y estudio ahí?
Otro si dijo la mujer con los ojos aguados.


_ ¿Ese niño que conoció era su pequeño novio, el que se la pasaba viéndola todos los días fijamente en el salón, el que le dijo te quiero cuando la vio por ultima vez en aquel lugar tan lindo, el que siempre le robaba un beso en aquella fila donde se cantaba el himno, y sobre todo, al que le dio un beso antes de no volverlo a ver?
Llorando le vuelve a repetir el si
_ Sepa usted mujer, que desde ese día jure que jamás la olvidaría, y desde entonces siempre la recuerdo, que acabo de recordarla hace poco y la veo ahora. Y comprendo que mi vida tuvo sentido por lo feliz que estoy en este momento. Como decirle que la amo_ la mujer le dio un fuerte abraso llorando como niña. Recordando su niñez. Su amor.
_ No me deje, se lo suplico, el destino nos encontró y nos unió. Segunda oportunidad no se puede dejar. No puedo explicar lo que nos ha pasado, ni tampoco lo que siento pero, puedo decirle que es mi amor más puro y verdadero de mi vida, que ahora se que usted, es mi vida.
Soy el mismo pequeño que conoció, pero echo un hombre. Con el amor, el mismo amor que tuve por usted en ese tiempo
La vio, y la beso después de tanto tiempo. Sorprendido por lo irónica que puede ser la vida, y por lo bonita que puede llegar hacer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers