Buscar este blog

miércoles, 30 de marzo de 2011

EL SECRETO PARA LOGRAR AMOR Y FELICIDAD.



El secreto para lograr amor y felicidad.

Este es un complemento de los muchos que existen, para lograr el amor y la felicidad.
Constantemente estoy publicando los diferentes complementos que incluyen estos maravillosos sentimientos tan esenciales, para apartar la tristeza y soledad que deterioran el interior de cada ser y para esto, solo hay que tener fe en uno y en Dios, llevando a asumir acciones positivas, primero en nuestro interior y después con los seres que nos rodean, efectuando actitudes de amor, paz, bondad y alegría.
Cuando uno logra ver la respuesta de estas actitudes en la sonrisa de quien se les entrega, comienzas a vivir una felicidad interior difícil de explicar y estas actitudes comienzan a llenar tu vida de  felicidad.
Lo mismo sucede con el amor, mientras mas amor seas capaz de dar, mas amor vas a recibir.
Está en ti de como quieres que sea tu vida, tienes dos opciones vivir con tristezas y odio  o vivir con amor y felicidad.



   
¿Cuál es el secreto para que logres el amor y la felicidad?
Si quieres felicidad, dale felicidad a otros; si quieres amor, aprende a amar a los demás;
si quieres atención y aprecio, aprende a dar atención y aprecio; si quieres abundancia material, ayuda a otros a tener abundancia.
De hecho, la manera más fácil de obtener lo que quieres es ayudando a otros a obtener lo que quieren. Este principio opera para individuo, corporaciones, sociedades y naciones.
Si quieres ser bendecido con todas las cosas buenas en la vida, aprende a bendecir silenciosamente a todos con las cosas buenas en la vida.
Hasta pensar en dar, pensar en bendecir, o una simple oración tiene el poder de influir a los demás. El pensamiento tiene el poder de transformación.
Cuando aprendes a dar aquello que buscas, activas y montas la coreografía de la danza con movimientos exquisitos, energéticos y vitales que constituyen el eterno palpitar de la vida.
La mejor manera de poner en operación la Ley del Dar y poner todo el proceso en circulación es tomar la decisión de que en cualquier momento que entres en contacto con otra persona le darás algo.
No tiene que ser algo material; puede ser una flor, un cumplido o una oración, de hecho, las formas más poderosas de dar no son materiales.


Los regalos de cuidados, atención, afecto, aprecio y amor son algunos de los regalos más preciosos que puedes dar, y no cuestan nada.
Cuando conoces a alguien, puedes silenciosamente enviarle una bendición, deseándole felicidad, alegría y dicha. Esta manera de dar silenciosamente es muy poderosa.
Podrías decir "¿Cómo puedo darles a otros en este momento cuando no tengo suficiente para mi"? Puedes llevar una flor. Puedes llevar una tarjeta que diga algo sobre los sentimientos que tienes por esa persona a la que estás visitando. Puedes llevarle un cumplido. Puedes llevarle una oración.

Toma la decisión de dar a dondequiera que vayas, a quien sea que visites o veas. Siempre y cuando estés dando, estarás recibiendo. Entre más das, adquirirás más confianza en los efectos milagrosos de esta ley.
Al recibir más, tu habilidad de dar más también aumentará.


Salmos 5:11

"Pero que vivan alegres

todos los que en ti confían;

¡que canten siempre de alegría

bajo tu protección!

¡que sean felices

todos los que te aman!". 



Proverbios 15:30


"Una mirada radiante alegra el corazón,

y las buenas noticias renuevan las fuerzas"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers