Buscar este blog

lunes, 10 de octubre de 2016

ESTAMOS INMERSO EN UN MUNDO DE VIOLENCIA, TEMOR, DESCONFIANZA Y TRISTEZA...DEPENDE DE CADA UNO CON AMOR CAMBIAR ESTA SITUACIÓN...




Había una vez un hombre como tantos otros en estos tiempos: cargado de 


pesares.

Su tristeza era más larga que la noche y más fuerte que el sueño porque 


nada lo adormecía.

Su pobreza económica no era nada, comparada con la de su soledad.

“Mi angustia me sobreabunda y me sobrepasa”... Pensaba... 


Tan deprimido estaba que pidió ayuda a las fuerzas del más allá.

Se cuenta que un ángel se le apareció vestido con un traje negro, 


sombrero de copa, clavel rojo en el ojal y guantes blancos, como un 

mago, cuando acudió en su ayuda.

¿La razón de su vestimenta?... Aquel hombre creía en los magos, en una 


ocasión en que vio a uno sacar de un sombrero igual al del ángel un reloj 

de oro, un conejo y un número de lotería, que resultó ser el ganador de 

una inmensa fortuna.

Era lo único misterioso que podía llegar a creer, en magos vestidos de 


frac con una elegancia especial.

Así, con golpes de suerte, el ángel se encontró con él en una taberna, 


llena de humo y sombras, en una mesa pegada a la pared.

Bueno, ya me conoces, le dijo el ángel... Creo que puedo sacar de mi 


sombrero todo lo que necesitas, para curarte de ese montón de 

sufrimientos...No, no te conozco, protestó el hombre triste.

¿Quién eres?...

Soy tu felicidad, si sabes escoger entre dos propuestas que te voy a


 hacer, escucha... Primera: que te deposite mucho dinero en una cuenta 

en el banco a tu nombre, que tu esposa e hijos regresen a ti llenos de 

amor y la recuperación de tu salud, con la condición de que trabajes en 

tu interior y reconozcas verdaderamente quién eres; de no hacerlo así 

perderás todo de nuevo.

¿Cómo?...Protestó el hombre... Si me das todo eso que me dices... ¡yo 


tendría la felicidad!...

¿De veras?... Mejor escucha la segunda, continuó el ángel... 


Me comprometo a darte el conocimiento de quién eres; tendrás la 

felicidad que nace del espíritu y tu trabajo sería recuperar tu fortuna, 

reconquistar a tus seres queridos y recobrar tu salud... ¿Cuál de las dos 

escoges?...

No sé que responder, contestó atónito el hombre.

Yo soy mago, puedo darte una de las dos… Piénsalo bien y luego 


responde.

Y el mago se desvaneció, ante la mirada perpleja de aquel hombre...



El hombre y la mujer, sufren, se estresan y deprimen buscando lo que 

no tienen, en vez de ser feliz con quienes tienen a su lado y con lo que 

les rodea...Ese es el secreto de ser feliz, estar bien con uno mismo, ser 

feliz con lo que se tiene...Es el comienzo de la felicidad que acompaña 

toda la vida...

Se puede tener todo a disposición riquezas, gente alrededor y felicidad

por lo obtenido, pero esa felicidad es como el viento solo pasa por tu 

vida y luego se desvanece.

Porque la felicidad duradera está dentro de ti, es felicidad interior que

se va creando y haciendo duradera con lo que eres y con lo que te valoras.


Estamos inmerso en un mundo de violencia, desconfianza y tristeza...

Depende de cada uno revertir el estado anímico de cada uno y aportar con 

una palabra amable, una sonrisa y mucho amor para encontrar y compartir

paz y amor, que haga felices a los demás...

Es bueno para el alma y el corazón... Y con acciones positivas agradamos 

Dios. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers