Buscar este blog

martes, 10 de marzo de 2015

DIME UNA COSA: ¿EN QUÉ MOMENTO DEJASTE DE SER FELIZ Y SENTIRTE BELLA? PENSAMIENTO PARA REFLEXIONAR Y SER FELIZ...


Sé que más de alguna vez has sentido que no importa lo que hagas, todo te sale mal, o ese nudo en la garganta que te lo aguantas al ver algo que te daña pero te demuestras fuerte, también creo que más de alguna vez has sentido ganas de gritar, ganas de poder descargar todas tus penas e impotencia sin que la gente te critique.
O de vez en cuando te dan ganas de ver a Dios cara a cara y decirle: ¿Qué he hecho? ¿He robado? ¿He matado? ¡Dime! No sabes la batalla que vivo todos los días, la batalla de decir "todo está bien", cuando realmente estoy dolida/o, triste y rota. La batalla de sonreír cuando tengo unas ganas inmensas de llorar. ¡Responde! ¿Crees que es fácil decirles a mis padres y amigos: "tranquilos, estoy bien, estoy feliz eso no me afecto en nada", cuando no es así?

Mírame ¿no ves todo lo que sufro? Sabes, yo creo que Dios después de que le hayas dicho todo eso, te dará una mirada comprensiva y te dirá: "una vez que termine la tormenta no recordarás cómo lo lograste o cómo pudiste sobrevivir, ni siquiera estarás seguro/a si la tormenta realmente ha terminado, pero hay un solo hecho, cuando salgas de aquella tormenta, no serás la misma persona que entró en ella".
Y ahí recién caerás en la cuenta de que todo lo que te ha hecho sufrir te ha hecho más fuerte, aprenderás que al estar solo/a debes mirar al cielo porque siempre hay alguien que te cuida y está contigo. Que el dolor es temporal pero el darse por vencido es para siempre y lo más importante que aprenderás es que cuanto más tiempo dediques a pensar que tienes un problema, menos tiempo tendrás para buscar una solución.



Quiero decirte que absolutamente toda tu vida es un rompecabezas, cada pieza tiene su significado y su lugar, por esa razón no trates de poner una pieza en un lugar que no corresponde. Si en algún momento te llegas a sentir muy angustiada/o, cierra los ojos e inhala y exhala, sé que pensarás eso no funciona, pero mente negativa, cosas negativas, pero también puedes escribir eso ayuda mucho porque de alguna forma u otra el papel y el lápiz se convierten en tus mejores amigos.
Te daré un consejo: Hazlo, si comete errores, aprenede de esos errores y  vuelve a intentarlo, pero con los errores aprendidios...Si fallas, que no te importe quienes quieren hecharte para abajo y empieza otra vez si es necesario, porque enserio, no pasa nada, ya que la vida no es fácil princesa, ha llegado la hora de quitarse la corona y ponerse la armadura.


Dime una cosa: ¿en qué momento dejaste de sentirte bella?, tú responderás: "al momento en que me vi en el espejo" o "la sociedad se encarga de eso todos los días" o simplemente me dirás "Yo no me odiaba, ellos me hicieron odiarme" y te entiendo, vivimos en un mundo en el que bullying es una palabra de moda, suicidio como algo normal, y cortarse como algo divertido, solamente tú sabes cuántas veces has llorado frente al espejo.

Pero si te pregunto ¿Ser bonita es lo mismo que ser bella?, tú seguramente responderás sí. Pero déjame decirte querida que no es lo mismo ser bonita que ser bella, bonita es como te ves; bella es quien eres, lo bonito está en la cara y en el cuerpo; la belleza está en el corazón y en el alma, lo bonito se desvanece y lo bello crece.
Tú te miras al espejo todos los días y nunca es suficiente para ti. Tratas de subirles la autoestima a los demás cuando la tuya está por el suelo y a pesar de todas tus dudas e inseguridades, actúas feliz y sonriente, incluso cuando las únicas cosas que pasan por tu cabeza son tristes y desoladoras.
Yo siempre he dicho que la gente que es así, es como la luna, una parte de aquella persona siempre está oculta. Sé que de vez en cuando te encierras en tu habitación, tomas tus audífonos y tu teléfono, pones tu canción favorita, la pones a todo volumen y que mientras la cantas, tus lágrimas caen por tus mejillas, al revivir momentos tanto felices como tristes que han ocurrido con esa canción.



Espero que después de todo esto no pienses nunca jamás que el día en que todos te querrán va a ser el día de tu muerte, ya que no es así porque aunque la gente no te lo demuestre, le importas.
No llores, no te cortes, no digas adiós, tal vez sea difícil pero puedes ganar esta batalla. Si aún sigues pensando: "Nunca podrás entender todo el dolor y sufrimiento que llevo dentro", déjame decirte que si quieres saber quién es la única persona que puede cambiar tu vida, te invito a echarle un vistazo al espejo.
Cuando tengas un día gris, yo te daré un pincel amarillo. Cuando te lastimes siempre tendré vendas para ti, cuando tu armadura se oxide y se rompa yo te daré una nueva. Porque no importa como caes, si no como te levantas, no importa qué tan empinada sea la montaña si no lo que hay al final de ella.
Ahora te contaré una pequeña historia: "Un sabio se paró ante un público, contó un chiste y todos rieron. Al cabo de un rato el sabio contó el mismo chiste y casi nadie se rio, contó el mismo chiste una y otra vez hasta que nadie se reía. Finalmente el sabio dijo: si no puedes reírte varias veces del mismo chiste ¿por qué lloras por la misma cosa una y otra vez?”


Por esto conserva lo que tienes y olvida lo que te duele, lucha por lo que quieres, valora lo que posees. Perdona a los que te hieren y disfruta a los que te aman. Nos pasamos la vida esperando que pase algo y lo único que pasa es el tiempo. No entendemos el valor de los momentos hasta que se convierten en recuerdos. Por eso haz lo que quieras hacer. Antes de que se convierta en lo que te gustaría haber hecho, no hagas de tu vida un borrador porque capaz que después no tengas tiempo de pasarlo a limpio y por último nunca mires hacía atrás porque si Cenicienta se hubiera dado la vuelta para recoger su zapato, nunca se hubiera convertido en princesa...

Tu ángel...
Cada ser tiene su propia historia de vida con todas sus alegrías y pesares, con sus logros y fracasos...
Recuerda  que eres una mujer preciosa, nadie igual a ti...Dios te hizo única y hermosa.
Lo importante es aprender de lo que la vida te va poniendo por delante, y sacudirse de lo negativo que hay en el interior, y que no te deja ser feliz, ten presente siempre a Dios, respira profundo, ríe canta y se feliz, no heches en un saco roto los momentos de tu vida...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers