Buscar este blog

miércoles, 25 de abril de 2012

DIOS ES EL ÚNICO DOCTOR, QUE SANA LAS ENFERMEDADES FÍSICAS Y ESPIRITUALES.



El otro día fui al hospital del Señor a hacerme una revisión de rutina y constaté que estaba enfermo, como suelen estar otras personas que se resisten a este tipo de revisión. Cuando Jesús me tomó la presión vio que estaba bajo de ternura. Al medirme la temperatura el termómetro registró 40 grados de egoísmo.
Hizo un electrocardiograma y el diagnóstico fue que necesitaba varios "bye-pases" de amor porque mis venas estaban bloqueadas y no abastecían mi corazón que lo habían vaciado. Pasé hacia ortopedia: No podía caminar al lado de mi hermano, y tampoco podía abrazarlo porque me había fracturado al tropezar con mi vanidad. También me encontraron miopía, ya que no podía ver más allá de las apariencias.
Cuando me quejé de sordera JESUS me diagnosticó quedarme sólo en las palabras vacías de cada día.
gracias señor, porque las consultas son gratuitas, por tu gran misericordia.

Prometo, algo que deben hacer todas las personas, al salir de aquí, usar sólo los remedios naturales que recetas en el evangelio...:
- Al levantarme tomaré un vaso de agradecimiento.
- Al llegar al trabajo, una cucharada sopera de buen día.
- Cada hora, un comprimido de paciencia y una copa de humildad.
- Al llegar a casa Señor, voy a tener diariamente una inyección de amor.
- y al irme a acostar dos cápsulas de conciencia tranquila, porque hice todo lo que está a mi alcance por demostrar mi cambio y enmendar mis errores.


  
¡Gracias Señor! mil gracias porque tú eres el salvador de toda la humanidad... Hasta de quienes tienen miedo de aceptarte y de reconocer sus errores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers